Hosting Gratis Unlugar.com
Hosting - Registro .Com - Hosting Gratis - Barrio Privado - Mail List - Clasificados Gratis
Promo Hosting Unlugar.com
 


Ultrasonido
    El ultrasonido es una técnica que utiliza ondas sonoras para mostrar imágenes del bebé (feto) dentro del útero materno. Dado que utiliza ondas sonoras en lugar de radiaciones, el ultrasonido es más seguro que los rayos X. Con el transcurso del tiempo, el ultrasonido se ha convertido en una herramienta esencial de la atención prenatal porque, a través de la información que brinda, mejora los resultados del embarazo y permite al profesional de la salud planificar la atención médica de la mujer  embarazada.

¿Cómo funciona el ultrasonido?
    El ultrasonido funciona haciendo rebotar las ondas de sonido sobre el feto en desarrollo. Los ecos producidos por estas ondas se convierten en una imagen —llamada sonograma—, que aparece en un monitor. Esta técnica también suele denominarse sonografía.

 

¿Cómo se practica el ultrasonido?
    Cuando se utiliza para supervisar el embarazo, las ondas sonoras del ultrasonido son emitidas por un dispositivo manual (llamado transductor) que se desplaza de un lado a otro sobre el abdomen de la mujer embarazada. Con el fin de obtener una imagen más nítida, se coloca un gel sobre el vientre de la madre, a la que a menudo se pide que tenga la vejiga llena de líquido durante la realización de la prueba. Un estudio de rutina (llamado básico o de nivel I) lleva entre 15 y 20 minutos. La prueba controla las fechas del embarazo, el crecimiento y tamaño del feto, la cantidad de fetos, la ubicación de la placenta, y busca defectos de nacimiento importantes. Si se sospecha la existencia de algún defecto de nacimiento, es común que a la paciente se la derive para realizar un estudio más profundo (llamado específico o de nivel II), que suele utilizar equipo más sofisticado y llevar entre 30 minutos y varias horas.

    En la actualidad, en algunos centros médicos importantes se dispone de un nuevo equipo de ultrasonido que brinda una imagen tridimensional del feto (ultrasonido tridimensional) que parece tan minucioso como una fotografía. Suele utilizarse cuando se sospecha la presencia de defectos de nacimiento. El ultrasonido es un procedimiento indoloro, pero a muchas mujeres les resulta incómodo tener la vejiga llena de líquido.

    Al comienzo del embarazo, el útero y las trompas de Falopio están más cerca de la vagina que de la superficie del abdomen. Cuando esta técnica resulta necesaria en una etapa muy temprana de la gestación, es común que las ondas de sonido sean producidas por una sonda que se introduce en la vagina en una técnica llamada ultrasonido transvaginal.

 

¿Cuándo se utiliza el ultrasonido?
    Este estudio tiene numerosas aplicaciones durante el embarazo, y permite dar respuesta a muchos interrogantes médicos. He aquí algunos de los usos más importantes:

  • Descartar o confirmar un embarazo ectópico. El ultrasonido puede utilizarse para diagnosticar un embarazo ubicado en las trompas de Falopio o en el abdomen en lugar de en el útero.
  • Confirmar un embarazo múltiple. El ultrasonido se utiliza para ver si la mujer está embarazada de mellizos, trillizos, o lleva un número mayor de fetos.
  • Verificar la fecha de parto. El tamaño del feto, medido utilizando ultrasonido, permite a los médicos estimar con precisión la fecha de parto.
  • Evaluar el crecimiento fetal. Si el útero crece de manera más lenta o más rápida de lo esperado, el ultrasonido puede ayudar a determinar la razón, como por ejemplo exceso de líquido amniótico o problemas en el crecimiento del feto.
  • Identificar un potencial aborto espontáneo. Cuando hay hemorragias en los primeros meses del embarazo, o si los latidos cardíacos o los movimientos del feto parecen haberse detenido durante la gestación, el ultrasonido permite determinar si el feto ha muerto y la mujer tendrá un aborto espontáneo.
  • Determinar la causa de hemorragias en el segundo o tercer trimestre del embarazo. Estas hemorragias se deben frecuentemente a problemas de placenta que requieren tratamientos especiales, incluso un parto por cesárea.
  • Ayudar a realizar otras pruebas prenatales de diagnóstico. Cuando resulta necesaria una amniocentesis o tomar una muestra del villus coriónico, los médicos utilizan el ultrasonido a modo de guía para la extracción de las células necesarias para determinar si hay determinados defectos de nacimiento.
  • Diagnosticar algunos defectos de nacimiento. Las imágenes de ultrasonido pueden utilizarse para diagnosticar ciertos defectos de nacimiento de la estructura corporal, como la ausencia de extremidades y la espina bífida. También puede diagnosticar malformaciones en ciertos órganos internos, incluso del tracto urinario. Un tipo especial de ultrasonido llamado ecocardiografía permite registrar la circulación de la sangre por las cavidades y válvulas del corazón y los principales vasos sanguíneos, permitiendo detectar muchas malformaciones cardíacas y anormalidades potencialmente peligrosas del ritmo cardíaco.
  • Comprobar el buen estado del feto hacia el final del embarazo. Una prueba llamada perfil biofísico fetal agrega diversos controles a la prueba no estresante (un monitoreo especial de los latidos cardíacos del feto que suele realizarse cuando la madre tiene algunos trastornos como diabetes o alta presión arterial, o cuando se ha pasado la fecha estimada de parto). Los controles por ultrasonido incluyen la visualización de los movimientos fetales, incluyendo los movimientos respiratorios y la tonicidad muscular, y la medición de la cantidad de líquido amniótico.
  • Ayudar a elegir el método de parto. El ultrasonido puede ser importante para definir si será necesario un parto por cesárea (también conocido en inglés como “C-section”) en algunos embarazos como, por ejemplo, cuando el feto es particularmente grande o se encuentra en una posición anormal, o cuando la placenta bloquea el canal de salida del útero.


¿Es seguro el ultrasonido?
    Se considera que el ultrasonido es seguro tanto para la madre como para el bebé. En sus 30 años de uso no se ha identificado ningún tipo de riesgo. Algunos profesionales de la salud ofrecen esta técnica a todas mujeres de bajo riesgo para verificar el crecimiento fetal y el estado del bebé. Sin embargo, no se puede afirmar con certeza que el ultrasonido de rutina beneficie a las mujeres de bajo riesgo. Un importante estudio realizado en 1993 reveló que no hubo significativas diferencias entre dos grupos de mujeres de bajo riesgo (las que se realizaron dos estudios de ultrasonido de rutina y las que se sometieron a ultrasonido porque había alguna razón médica para ello) en términos del índice de partos prematuros, peso al nacer, complicaciones serias en el neonato o muerte del lactante. A partir de los fundamentos de éste y otros estudios similares, la Asociación de Obstetricia y Ginecología de Estados Unidos recomienda que el ultrasonido se realice solamente cuando haya razones médicas específicas que lo justifiquen, tales como las enunciadas anteriormente.

 

¿Existe alguna desventaja en la realización de un estudio de ultrasonido de rutina?
    En las mujeres de bajo riesgo, el ultrasonido es muy útil a la hora de descartar problemas, pero no es tan eficaz para detectarlos. Hoy en día, un ultrasonido de rutina detecta sólo la mitad de los defectos de nacimiento estructurales (aunque un estudio reciente realizado en Europa reveló que el ultrasonido de rutina detectó el 75 por ciento de los principales defectos de nacimiento). Una serie de estudios demuestran que el ultrasonido es más preciso cuando quien lo realiza es un experto de un centro médico importante con experiencia en el tema.

Además de no detectar algunos defectos de nacimiento, el ultrasonido de rutina puede, en ocasiones, sugerir la presencia de un defecto que en realidad no es tal. A alrededor de una mujer de cada 1.000 se le informó por error que su bebé podía tener un defecto de nacimiento. Aunque los estudios posteriores generalmente demuestran que el bebé es sano, esas falsas alarmas causan gran preocupación en los padres.

 

¿Es posible tratar los problemas diagnosticados por el ultrasonido?
    A menudo se utiliza la información obtenida a través del ultrasonido para modificar la atención prenatal y de este modo mejorar las posibilidades de que la embarazada dé a luz un bebé sano. Por ejemplo, las alteraciones del ritmo cardíaco del feto que pueden poner en peligro su vida y que fueron diagnosticadas por ultrasonido pueden tratarse con medicamentos mientras el feto está todavía dentro del útero materno. El bloqueo del tracto urinario fetal y otras malformaciones también pueden tratarse con cirugía antes del nacimiento. La presencia de algunos defectos de nacimiento, o las anormalidades de la placenta, pueden indicar que una cesárea sería más segura para la madre y el bebé.

 

¿Existe alguna otra manera de reducir el riesgo de defectos de nacimiento?
    El ultrasonido y otras pruebas prenatales pueden permitirle a la mujer saber si su bebé tiene determinados defectos de nacimiento u otros riesgos especiales. Conocer estos problemas antes del nacimiento brinda tiempo para planificar el tratamiento del bebé. Hay algunas cosas que todas las mujeres pueden hacer para aumentar sus probabilidades de tener un embarazo saludable y un bebé sano y reducir los riesgos.

  • Realizarse un reconocimiento médico antes de concebir.
  • Consumir 400 microgramos diarios de ácido fólico de la vitamina B, comenzando antes del embarazo, para reducir el riesgo de defectos serios de nacimiento en la médula espinal y el cerebro. La manera más confiable de consumir suficiente ácido fólico es tomando un complejo multivitamínico diario y comiendo una dieta saludable, que incluya alimentos ricos en ácido fólico como jugo de naranja y cítricos, verduras de hoja verde, productos de granos integrales y cereales fortificados en el desayuno.
  • Obtener cuidados médicos prenatales desde temprano y en forma regular.
  • Tener un peso adecuado antes de la concepción y aumentar entre 25 y 35 libras (11 y 16 kg) durante el embarazo. (El aumento ideal de peso varía, por lo que la mujer embarazada debe consultar este tema con su profesional de la salud.)
  • No consumir bebidas alcohólicas durante el embarazo.
  • No fumar durante el embarazo.
  • No utilizar drogas, ni siquiera las de venta sin receta, a menos que hayan sido administradas por un profesional que sabe de su embarazo.

El ultrasonido en el embarazo

El ultrasonido en el embarazo

    El ultrasonido se ha convertido en un procedimiento estándar que se utiliza durante el embarazo. Éste puede mostrar el crecimiento fetal y detectar un número creciente de condiciones tales como meningocele, enfermedades cardíacas congénitas, anomalías renales, hidrocefalia, anencefalia, pie zambo y otras deformidades. El ultrasonido no produce radiación ionizante, por lo que se considera un procedimiento muy seguro tanto para la madre como para el feto.

Comparación sobre el ultrasonido

Comparación sobre el ultrasonido

    Para demostrar cómo funciona un ultrasonido, se puede hacer la comparación de una pelota de tenis con un órgano interno del cuerpo. Como muchos órganos, la pelota de tenis es sólida por fuera y hueca por dentro. Las estructuras sólidas, como los huesos y los músculos, se reflejan en las ondas sonoras provenientes del transductor del ultrasonido y aparecen en color blanco en una imagen de ultrasonido. Las áreas huecas o suaves, como las cámaras del corazón, no reflejan ondas sonoras y aparecen en color negro. El círculo blanco es la parte externa de la pelota de tenis al ser reflejada como una imagen, mientras que el área hueca del centro permanece negra.

Si deseas tener mas informacion de este tema descarga el archivo en formato zip click aqui

 

DiapositivasDocumentosAnimacionesGaleria de ImagenesChistesChat

Sugerencias y Comentarios

Diseñada por: Juan Carlos González

  Ciudad Ojeda - Estado Zulia

Venezuela